Make your own free website on Tripod.com

Home

Carta al accionista 2002 | Manual del Propietario | Reunion Anual | Entrevista en Fortune 2003 | Breve semblante de WB | Biografia de Warren Buffett | Algunas Inversiones de WB | Diversificacion | Como ve WB los mercados | Dos mostruos frente a frente | Conferencia | Lecciones de Warren Buffett | Consejos de Warren Buffett | Acciones clase A y clase B | Criterios de adquisicion | Resultados 3º trim.2002 | Resultados 1º semestre 2002 | Warren Buffet encara el mejor año de su Historia | ¿oraculo o sentido comun? | Articulos Interesantes | Libros recomendados | fotografías | Vínculos relacionados | Contactar con...
El Oraculo de Omaha
Diversificacion

Introduzca el contenido del subtítulo aquí

Buffett y los milagros de una cartera bien diversificada

El espectacular empuje que han sufrido tanto Warren Buffett como su holding, Berkshire Hathaway durante las semanas posteriores al atentado se explica por una política de inversiones conservadora, alejada de las nuevas tecnologías.


Dice un lema francés que hay que comprar al ruido de los cañones y vender al de las trompetas. Posiblemente esto sea lo que haga el magnate norteamericano Warren Buffett, especialmente ahora que tanto su holding como sus diversificadas inversiones pasan por un momento dulce gracias a un agudo olfato para los mercados que en algunos caso pasa prácticamente por lo profético.
No en vano, Buffet acaba de revalidar su título de "gurú" de las plazas estadounidenses, adelantando incluso una posición en el mítico ranking de la revista Forbes al director ejectivo de Oracle. La nueva economía ahora está sufriendo un severo castigo en los mercados que se refleja incluso en la pérdida de volumen de las fortunas de sus principales empresarios.
Buffett ha sabido, por tanto, mantenerse incólume a los cambios en la manera de entender los negocios que acabaran fraguando la tristemente famosa "burbuja tecnológica".
Su política de inversiones pasa por un completo desapego a lo tecnológico -"si no lo entendemos, no lo queremos", es una de sus máximas- e incluso por una diversificación importante de sus activos, que le lleva a tener acciones en compañías tan distintas como reaseguradoras o campos de entrenamiento aéreo.
Además, ha descartado varias veces la posibilidad de realizar un split (entendido como desdoblamiento en los títulos de una compañía cotizada) en las acciones de su holding Berkshire Hathaway, de las que cada título cuesta la friolera de 75.000 dólares, aunque es bien cierto que los títulos de clase B del holding tienen un precio bastante más asequible.
El secreto de su éxito
Pocos apostaban por la primacía de este tipo de fortunas, en algunos casos torpemente ancladas a una manera de entender el negocio que parece no tener sentido en unos mercados altamente dinámicos y en constante mutación.
Sin embargo, y aún a pesar de que las primeras estimaciones después del atentado del World Trade Center otorgaban a Buffett el triste primer puesto en la lista de los más afectados por el incidente -con pérdidas que rondaban los 2,2 billones de dólares-, el hecho es que la pujanza del valor de la compañía matriz del empresario no ha dejado de constatarse conforme pasaban los días, por lo que el Wall Street Journal ha llegado a definir a su cartera de inversiones como un verdadero "Fort Knox".
En ella se cuentan importantes participaciones en Coca-Cola, Gillette y en empresas dedicadas a los transportes, tanto de mercancias por carretera -lo que le conduciría a lanzar una polémica OPA de exclusión a Xtra el día previo al atentado- como de alquiler de aviones particulares para ejecutivos.
Berkshire Hathaway controla una parte importante de Executive Jet, que ha experimentado una subida espectacular a raíz del miedo desatado por los usuarios de las aerolíneas debido a los secuestros aéreos e incidentes que se han venido sucediendo durante las últimas semanas.
Se da la afortunada coincidencia de que, indirectamente, el accionariado de ExecutiveJet es controlado también por Raytheon, una de las principales empresas proveedoras a nivel mundial de aparatos electrónicos destinados a la seguridad del espacio aéreo y que debido a su estrecha vinculación con el ejército norteamericano, ha duplicado prácticamente su valor en bolsa desde el infausto Martes trágico. No en vano, los días previos al atentado, firmó cuatro acuerdos con el gobierno estadounidense para desarrollar equipos de defensa tanto aérea como marítima.
Más aún. A pesar de que una de las partidas principales de la cartera de Buffett es la dedicada al sector asegurador, unos de los principales afectados por los atentados del 11 de Septiembre, las perspectivas no son tan sombrías a medio y largo plazo.
De hecho, aunque Berkshire Hathaway en un primer momento declarara enormes pérdidas debido a tener algunas importantes reaseguradoras en su haber, entre ellas GeneralRe, cuya sede quedó destruída tras el desplome del World Trade Center, recientes estimaciones ofrecen unas suculentas expectativas de beneficio a las grandes reaseguradoras ya que, una vez cerrado el tramo de pérdidas por indemnizaciones, obtendrán negocio debido a la necesidad de las pequeñas compañías aseguradoras de repercutir el riesgo que cubren en una empresa mayor
Indice patriótico
Además, el apoyo de Buffett al denominado "índice patriótico", que intentaba no aprovecharse del momento trágico por el que pasara Estados Unidos hace un mes, le empujó a una política de compras los días posteriores a la reapertura de Wall Street que a buen seguro le provocará suculentos beneficios en un futuro, concretamente cuando "suenen las trompetas" que anuncien el final de la contienda y, por tanto, la resolución de las incertidumbres que ahora azotan a los mercados.
Aparte de la solidez de las inversiones de Buffett gracias a su diversificación y las potencialidades de beneficio, se aúna otro factor de fortaleza, la liquidez, tan necesaria en momentos de crisis e incertidumbres bursátiles. El balance de Berkshire Hathaway cuenta con 38 billones de dólares entre bonos y efectivo.
Eso sí, como bien afirma el propio magnate, lo que no podrá evitar será la mala publicidad: el FBI ha estado investigado algunas de las academias de vuelo filiales de Berkshire Hathaway. Al parecer, se sospechaba que los terroristas del pasado 11 de Septiembre hubieran podido adquirir allí conocimientos de vuelo, aunque finalmente no se han podido probar dichas conexiones.

Introduzca el contenido de soporte