Make your own free website on Tripod.com

Home

Carta al accionista 2002 | Manual del Propietario | Reunion Anual | Entrevista en Fortune 2003 | Breve semblante de WB | Biografia de Warren Buffett | Algunas Inversiones de WB | Diversificacion | Como ve WB los mercados | Dos mostruos frente a frente | Conferencia | Lecciones de Warren Buffett | Consejos de Warren Buffett | Acciones clase A y clase B | Criterios de adquisicion | Resultados 3º trim.2002 | Resultados 1º semestre 2002 | Warren Buffet encara el mejor año de su Historia | ¿oraculo o sentido comun? | Articulos Interesantes | Libros recomendados | fotografías | Vínculos relacionados | Contactar con...
El Oraculo de Omaha
Lecciones de Warren Buffett

22 de marzo de 2002, 16h36

lecciones de Warren Buffet

La relatividad de los resultados


En primer lugar y para aquellos que estén impacientes de saber cuál ha sido la rentabilidad conseguida por el mago de las inversiones, hay que decir que ésta ha sido negativa, más exactamente del 6,2%, la mayor caída en la larga historia de Berkshire Hathaway. En realidad el año 2001 ha sido el único, desde que empezó en 1965, en que este fondo ha registrado resultados negativos.



Muchos inversores y partícipes de fondos de inversión que han sufrido fuertes pérdidas el año pasado podrían sentirse de alguna forma casi aliviados por las pobres resultados conseguidos por el mítico Warren Buffet. Pero, y en ello insiste mucho Buffet en su último informe, para valorar adecuadamente los resultados es indispensable poder compararlos con algún benchmark o índice de referencia.



En el caso de Berkshire Hathaway, nuestro amigo Buffet utiliza como referencia al S&P 500 dividendos incluidos. Hago hincapié en el tema de la inclusión de los dividendos en el índice de referencia porque muchos gestores comparan sus fondos con índices como el IBEX 35, el Eurostoxx 50, el Dow Jones o el propio S&P 500 pero sin incluir los dividendos. Tenemos que recordar una vez más que los fondos de inversión (los invertidos en acciones me refiero) sí que reciben los dividendos que pagan los valores que tienen en cartera (una rentabilidad que puede suponer entre un 1% y un 3% en función de los índices considerados) con lo que siempre deberían comparar los resultados que obtienen con un índice que tenga en cuenta el pago de esos dividendos. Desgraciadamente, pocos lo hacen.



Medido contra este índice S&P 500 dividendos incluidos, el fondo, en realidad, se ha comportado honorablemente bien. Ha perdido un 6,2% frente a una caída de casi el 12% del correspondiente benchmark.



Pero lo que más importa (no sólo para el propio Buffet sino también para los partícipes del fondo) no es tanto el resultado puntual conseguido a lo largo de un determinado año (que sí lo es) sino el resultado obtenido a mucho más largo plazo. Y ahí las cifras son realmente impresionantes. Desde 1965, el fondo ha conseguido una rentabilidad anual de más del 22%, el doble que el S&P 500.



Dicho esto, Buffet recuerda una de sus reglas fundamentales y es que no puede prometer resultados a sus partícipes. Incluso, advierte que debido a las altas valoraciones que han alcanzado actualmente las empresas y al tamaño al que ha llegado su fondo será difícil repetir los resultados pasados.



El pequeño inversor que acude a los fondos con la esperanza de obtener jugosas rentabilidades también debería tener en cuenta esta advertencia. Cuando invierta en fondos, sepa que nadie le puede asegurar el resultado (excepción hecha de algunos fondos garantizados de renta fija).


Entienda lo que compra


Otra de las reglas de oro de Warren Buffet es que es fundamental entender las empresas en las que uno invierte. Le recomiendo que haga lo mismo. Antes de invertir en un determinado fondo, entiéndalo. Comprenda en qué consiste su objetivo de gestión, en qué tipo de valores o mercados invierte el gestor, cuáles son las comisiones que cobra,.... Intente averiguar (analizando datos como la desviación estándar del fondo, por ejemplo) cuál es el riesgo que puede sufrir el fondo y cómo se calcula su rentabilidad final (esto va especialmente dedicado a aquellos que han invertido en fondos garantizados de renta variable). Exija también que sus fondos sean transparentes en cuanto a la información que publican.


No viole la regla de Noe


Por último Buffet también reconoce en su carta a los inversores que cometió un grave error en su inversión en el sector asegurador, una de las mayores posiciones de Berkshire Hathaway por cierto. No valoró suficientemente bien el riesgo que el fondo estaba incurriendo en este sector sobre todo en lo que respecta a los riesgos correlacionados. Según él, uno de los principios básicos del negocio asegurador es delimitar y limitar los posibles cúmulos de riesgos que pueden ser producidos por una única causa. Deben, en efecto, poder valorar el peor escenario posible, la peor catástrofe imaginable... como, por ejemplo, los atentados del pasado 11 de Septiembre, cosa que algunas aseguradoras no valoraron suficientemente. He violado la regla de Noe, reconoce. No sirve de nada predecir la lluvia; lo que importa es construir arcas.



A raíz de este comentario, mi recomendación es que usted haga lo mismo con sus inversiones en fondos. Valore cuál puede ser el peor escenario posible. Calcule, por ejemplo, cuál podría ser el impacto sobre su cartera de una caída del 20, 30 o 50% en determinados mercados o sectores y ajuste sus inversiones en función de su grado de aversión al riesgo. Construya arcas en vez de intentar predecir la lluvia

Introduzca el contenido aquí

Introduzca el contenido de soporte