Make your own free website on Tripod.com

Home

Carta al accionista 2002 | Manual del Propietario | Reunion Anual | Entrevista en Fortune 2003 | Breve semblante de WB | Biografia de Warren Buffett | Algunas Inversiones de WB | Diversificacion | Como ve WB los mercados | Dos mostruos frente a frente | Conferencia | Lecciones de Warren Buffett | Consejos de Warren Buffett | Acciones clase A y clase B | Criterios de adquisicion | Resultados 3º trim.2002 | Resultados 1º semestre 2002 | Warren Buffet encara el mejor año de su Historia | ¿oraculo o sentido comun? | Articulos Interesantes | Libros recomendados | fotografías | Vínculos relacionados | Contactar con...
El Oraculo de Omaha
Breve semblante de WB

Articulo publicado por la revista Inversion
Autora del articulo Isabel Sanchez

Aprenda a invertir como Warren Buffet

Buffett compró sus primeras acciones a los once años, pero a los cinco ya afirmaba que quería hacerse rico

Muchas «Coca Colas», pero ni una acción de Microsoft: Buffett no invierte en los negocios que no logra entender

Como defensor de la «vieja economía», Buffett ha sido uno los más duros críticos del «boom» tecnológico


Los secretos del segundo hombre más rico de mundo: prudencia, razón y constancia

LASA FECHAS CLAVES PARA BUFFETT

1930: El 30 de agosto nace en Omaha (Nebraska) .
1941: A los 11 años compra sus primeras acciones.
1951: Conoce a su maestro, Ben Graham, en Columbia, tras ser rechazado en Harvard por joven.
1956: Crea Bullet Associates Ltd.al conseguir 105.000 dólares de siete inversores (el sólo pone 100). 1961:.Buffet hace su primera inversión de un millón de dólares en una compañía manufacturera.
1962: Reúne todas sus inversiones en Buffett Partnerships LId y comienza a comprar acciones de Berkshire Hathaway. En mayo del 65 tiene ya el 49 por ciento.
1967: Su fortuna personal es de 10 millones de dólares.
1970: Disuelve Buffett Partnership. 1973: Comienza a comprar títulos del Washington Post.
1979: Empieza a adquirir títulos de ABC.
1983: Entra por primera vez en la lista Forbes, con una fortuna de 620 millones.
1988: Comienza a comprar acciones de Coca Cola, su inversión más lucrativa.
1989: Cada acción de Berkshire vale 8.000 dólares. La fortuna personal de Bullett asciende a 3.800 millones de dólares.
1999: La acción alcanza su máximo histórico el12 de marzo: 80.300 dólares. En la actualidad vale 68.000.
2002:.se mantiene al margen del «boom» tecnológico. En el último trimestre de 2002, el beneficio de Berkshire se multiplicó por 12.

ISABEL SÁNCHEZ
.........................

Si alguien hubiera invertido 10.000 dólares en Berkshire Hathaway, cuando Warren Buffett tomó el control de este «holding» en 1965, su participación valdría ahora más de 50 millones de dólares. Pero como aún no se ha inventado la máquina de «regreso al pasado», habrá que conformarse con seguir las 8 enseñanzas del llamado «Oráculo de Omaba».

Hoy su fortuna vale 30.500 millones de dólares (comenzó invirtiendo 100 dólares) y es, según «Forbes», el segundo hombre más rico del mundo, tras Bill Gates.

Famosas son las juntas anuales, en su pueblo natal, y la carta que, desde hace cuatro décadas, dirige cada año a sus accionistas. En la última, lanzó una advertencia: la bolsa sigue sin ofrecer atractivo. Buffett no entrará hasta ver rendimientos anuales del diez por ciento.


EL SECRETO DE BUFFETT
La sola mención de su nombre crea expectación en los mercados. Muchos le admiran; los demás le envidian y se preguntan cuál es su secreto. Pero la bola de cristal de Buffett tiene pocos misterios: mucha prudencia, perseverancia y saber decir «no» a tiempo.

Es un inversor a largo plazo que no se deja llevar por las emociones. Ha dicho que si la bolsa se cerrara diez años, se mostraría impasible. Y que si Greenspan le susurrara al oído cuál iba a ser su política monetaria en el plazo de dos años, no cambiaría su actitud.

Diversifica lo justo. Cree que repartir poco dinero en muchas compañías «es una protección inútil para la propia ignorancia». Busca compañías con buena gestión, posición dominante y altos márgenes de beneficios en los últimos años. Y, sobre todo, invierte en empresas con negocios que puede entender. Por eso nunca ha entrado en Microsoft, a pesar de su amistad con Gates. Ha preferido invertir en Coca Cola, Gillete o American Express.

Primero determina el tipo de empresa en la que quiere invertir; después deja que el precio fije el momento de entrar. Y posee el don de la oportunidad.
En 1964, un escándalo llevó las acciones de American Express a 35 dólares. Mientras el resto vendía, Buffett acumulaba títulos. Al año siguiente, habían doblado su precio.

Como defensor de la «vieja economía», ha sido uno de los más duros críticos del «boom» tecnológico, algo que muchos tacharon como pérdida de oportunidad. Por eso, extrañó que, a mediados de 2002, decidiera ayudar a la empresa de fibra óptica Level3 Communications a realizar adquisiciones en telecomunicaciones. «¿Sabrá algo Buffett que nosotros no sabemos?», se preguntaban los analistas.

También es muy crítico con los derivados, de los que acaba de afirmar que son «armas de destrucción masiva» que suponen una amenaza «potencialmente letal» para la economía y que incitan a la contabilidad engañosa.
Como inversor conservador en los últimos años ha sacado provecho de su apuesta por los bonos. En 2002 vendió parte sus títulos de renta fija aprovechando la subida de los precios.

DESDE LOS CINCO AÑITOS
A los cinco años tenía clara su meta: hacerse rico. Daba sus primeros pasos comprando y vendiendo botellas de Coca Cola, a las que sacaba un amplio beneficio. Hoyes el inversor institucional más importante de Coca Cola, empresa que preside su antiguo vecino.

Mientras otros niños jugaban, Buffett hacía dinero. A los once años, compró sus primeras acciones: tres títulos de Cities Services a 38 dólares, que vendió a 40. Con la mala suerte de que alcanzarían los 200 dólares. Así aprendió una lección que jamás olvidaría: tener paciencia.
A los 14 años ganaba 175 dólares al mes como repartidor del Washington Post, del que años más tarde también sería accionista.

Harvard le rechazó por ser demasiado joven y fue a Columbia. Allí conoció a su maestro, Ben Graham, cuyo libro «Securities Analysis» despertó su verdadero interés por las finanzas.
Pero el gran paso lo dio en 1956, al convencer a siete inversores (familiares Y amigos) para constituir Buffet Associated Ltd . Consiguió reunir 105.000 dólares, de los que sólo 100 eran suyos. Antes de concluyera el año, el capital se había triplicado (y se pudo comprar, por 31.000 dólares, la casa en la que aún vive).

Cerca de los años 70, con Vietnam, los negocios comenzaron a decaer. Liquidó sus inversiones, excepto dos: Diversified Retailing y Berkshire Hathaway (una compañía textil que adquirió a 8 dólares la acción y que ha sido la base de su fortuna actual). Berkshire es hoy una sociedad «holding» que agrupa a 39 subsidiarias y que vale en bolsa cerca de 105.000 millones de dólares. Su actividad central es el negocio de seguros, aunque también incluye manufactureras, medios, etc. Entre las últimas adquisiciones destaca la de Fruit afilie Loom, empresa que produce el 33,3 por ciento de la ropa interior masculina que se vende en Estados Unidos.


Berkshire ha multiplicado por doce sus beneficios en el último trimestre de 2002 (respecto al mismo periodo del año pasado). Con algunos baches, su cotización ha esquivado la crisis: desde los mínimos de marzo de 2000, ha subido cerca de un 65 por ciento, mientras en el mismo periodo el Nasdaq caía casi un 75.

Sólo en cuatro años el comportamiento del S&P 500, incluidos dividendos (es su referencia) ha conseguido superar la evolución del valor en libros de Berkshire (en 1967, 1975, 1980 Y 1999). Sólo un año (2001) fue negativo para la compañía de Buffett.

Como buen americano, le encantan la Coca Cola (no en vano le ha hecho ganar mucho dinero), las hamburguesas y el beisbol. Tiene tres hijos, está separado de su mujer Susie (únicaheredera de su fortuna), aunque no divorciado, y vive con Astrid Menks, una excamarera letona que le presentó su esposa tras abandonarle. Conduce su viejo Lincoln y su sueldo como presidente de Berkshire es de unos modestísimos 100.000 dólares anuales.

EL DECÁLOGO DE W. BUFFETT

1.- Invertir sólo en negocios controlables
Buffett nunca invierte en negocios que no comprende. Desde joven se preocupó por saber cómo funcionaban las compañía en las quería invertir. Aunque es amigo de Gates, nunca invirtió en Microsoft.

2.- Tener la paciencia como virtud
Cuando encuentra una candidata, analiza su negocio y su mercado y espera hasta conseguir el precio adecuado. Le gusta ir la caza de acciones que cotizan por debajo de su valor real.

3.-Mirar siempre al largo plazo
Buffett tiene una premisa: «nuestro horizonte preferido es para siempre». Dice que «el que no esté dispuesto a tener un título en cartera por lo menos durante 10 años, 110 puede tener lo 10 minutos».

4.- Diversificar sólo lo necesario
Según Buffett, «una diversificación amplia sólo es necesaria cuando el inversor no entiende lo que está haciendo». Considera que «el riesgo se reduce concentrándose en unos pocos valores».

5.- Tener muy claro el perfil de riesgo
El gurú americano recomienda no entrar en bolsa si el Inversor no es capaz de asumir, sin entrar en situación de pánico, que la acción que adquiere puede perder un 50 por ciento de su valor.

6.- Comprar negocios, no acciones
Para el «Oráculo de Ohama» lo fundamental es el negocio. Siempre busca compañías con una dirección de calidad probada, unas tasas históricas mínimas de rentabilidad y una posición dominante.

7.- Tener cautela ante el optimismo
Para Buffett, «el optimismo es el enemigo del inversor racional». Recomienda ser precavidos cuando los demás están euforicos y pasar a ser optimistas cuando los demás empiezan a tener miedo.

8.- No dejarse arrastar por las modas
El inversor debe ser consecuente con su perfil de riesgo. Warren Buffett es reacio a dejarse llevar por las modas. De momento, le ha salido bien, al quedarse al margen de la burbuja tecnológica.

9.- Tener habilidad para decir ¨no
El segundo hombre más rico del mundo es partidario de decir no a una oportunidad. Según sus propias palabras la habilidad para decir no es una ventaja tremenda para un inversor


10.- No ejerza de gurú
Como recomienda Buffett a través de una de sus citas, no Intente predecir la dirección de los mercado, la economia, los tipos de interés o los procesos políticos.


............................................................

,................